miércoles, 18 de febrero de 2015

Mi sonrisa


Hoy os cuento mis últimas peripecias respecto a mi apreciada sonrisa, característica en mí y que últimamente ha sufrido bastante.

Después de unos años de correctores y ortodoncias, llego el día en que mi sonrisa se encontraba en perfecto estado y lista para quitar todos aquellos chismes, un retenedor nocturno y uno fijo en la dentadura de abajo servirían para que todo siguiese en su sitio.
Pubertad aparte, la tontuna absoluta se apoderó de mí y nunca jamás use aquel retenedor móvil….
Ahora nos encontramos 10 años después y mi maravillosa sonrisa se ha movido, los problemas que nos encontrábamos aquellos días de hace unos 20 años han vuelto.


¡No me lo puedo creer! Braquets, ortodoncia, todo listo para que vuelva el proceso a mí, ahora más corto, pero con los mismos nervios que en los 90´s. lo primero que hice fue buscar varias opiniones de confianza, una de ellas la pude encontrar en un dentista genial y volví a pedir otra a través de la Sociedad deOrtodoncia Española, quería que no fuese un timo esto de arreglarme la sonrisa y decidí que necesitaba a los mejores.

Por eso os recomiendo que si tenéis que poneros en manos de un dentista consideréis varias opciones que no caigamos en las trampas de querernos sacar el dinero, o no nos cuenten todo lo que conlleva un tratamiento de este tipo.

Presupuestos a parte, mirando bien las opciones mi decisión esta tomada y en las próximas semanas estare con una sonrisa diferente, y es que cada vez es mas frecuente esto de las ortodoncias de mayores, yo estoy encantada pudiendo encontrar mi sonrisa de 
nuevo todo en su sitio y la mordida donde debe de estar…

Se puede decir que ya no solo tendré un complemento fetiche como os contaba meses atrás aquí, si no que llevare uno permanente durante algunos meses.



 y vosotras sois o habéis sido de ortodoncia?

contadme

Besos Vega


3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Madre mía, totalmente identificada! Llevé ortodoncia cuando tenía unos 13 años, horror en la adolescencia. Y la he tenido que volver a llevar a los 30, y eso que me porté bien y me puse el retenedor nocturno y demás, pero no me la dejaron muy allá la primera vez. Y esta segunda vez ha sido larga otra vez, tres años, un rollo. Pero ahora encantada y sí ha quedado bien de una vez por todas. Eso sí, retenedores fijos por dentro arriba y abajo y retenedor móvil nocturno! A por tu sonrisa perfecta, de nuevo ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. No me hagas asustar que no quiero volver a esos viejos tiempos jaja. Hace como 10 años que deje de usar ortodoncia, como vos no usé los aparatos movibles y siento que mis dientes se están moviendo (aunque no quiera jaja). Será cuestión de juntar fuerzas como vos y volver al dentista jaja. Besos!

    albenpocaspalabras.blogspot.com

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Pin It button on image hover